IGNACIO CORCUERA - LIVINGSTONE EN EL DAKAR 2015

El piloto bilbaíno Livingstone llevará material sanitario y retoños del árbol de Gernika a su paso por el Rally Dakar.

· Ignacio Corcuera, conductor profesional de ambulancias, entregará medicamentos e instrumental médico en poblaciones remotas de Bolivia.

· También distribuirá tres retoños del roble, símbolo de los vascos, en otras tantas euskal etxeak de Argentina, Chile y Bolivia, países por los que pasará la edición 2015 de Rally Dakar.

· Livingstone participará de nuevo en solitario en la carrera más dura del mundo, que se celebra entre el 3 y el 17 de enero, y se convertirá en el primer piloto español en competir en la prueba hasta en tres ocasiones sin copiloto.


El aventurero y piloto bilbaíno, Ignacio Corcuera ‘Livingstone' se vuelto a marcar un nuevo reto solidario en su travesía por el Rally Dakar 2015, en el que competirá por tercera vez en solitario y que le convertirá en el primer piloto en el Estado, y uno de los pocos del mundo, que lleva a cabo la prueba sin copiloto hasta en tres ocasiones. El reto, que se une al de terminar la competición más difícil del mundo, tendrá una doble vertiente. De un lado, Livingstone llevará material sanitario y medicamentos a poblaciones necesitadas. Pero, además, como gesto original y sentimental, regalará tres retoños del árbol de Gernika a otras tantas casas vascas o euskal etxeak de Argentina, Chile y Bolivia, países por los que pasará el Dakar 2015 y en los que la diáspora vasca es notoria.

Livingstone trabaja de manera profesional como conductor de ambulancias en Bilbao y acostumbra a llevar material sanitario en los muchos rallyes en los que compite alrededor del mundo con su equipo, el  equipo Euskadi 4x4.  Así, durante sus últimos 18 años de competición internacional, ha trasladado numeroso material y medicamentos a países tan necesitados como Libia, Mauritania o Senegal. Su dedicación diaria en el ámbito sanitario le permite ver la necesidad y la buena acogida de este tipo de material.

Ahora, la complejidad del Rally Dakar -9.000 km de caminos, arena, dunas y hasta 50 grados de temperatura- hace del reto el aún más difícil todavía. Aunque aún no conoce la población concreta en la que entregará el material solidario, su destino será Bolivia, el país más desfavorecido de los tres por los que pasará el Rally Dakar 2015. Ya se encuentra en conversaciones para poder entregar el material en alguna población remota y con difícil acceso a este tipo de instrumental y medicamentos.
El material, donado por la empresa de ambulancias para la que trabaja en Bilbao, no será, en todo caso, tan abundante como en otras ocasiones, dado el espacio con el que cuenta, su Mitsubishi Montero Di-d Ralliart, y, también, el tiempo del que dispone para llevar a cabo la entrega. “Todo lo que pesa te hunde en la arena y no puedes llenar el coche de botes, de medicamentos, pero lo que lleve será bien recibido”, señala Livingstone.  Además, la prueba se disputa bajo el cronómetro, con tan solo una etapa de descanso, lo que añade inconvenientes a la hora de dejar el material sanitario.


Objetivo de terminar.


Livingstone, no obstante, correrá el Rally Dakar con el objetivo de terminar, sin darle demasiada importancia al reloj, a pesar de ser una carrera cronometrada. “Lucho por terminar la prueba y  el tiempo, aun siendo importante, no es tan importante, porque me va a permitir llevar una caja de ayuda para quien lo necesita”, expresa el piloto y aventurero.

El segundo de los desafíos tiene un componente más sentimental. El piloto se ha acordado de los miles de vascos y sus descendientes que viven en Sudamérica, especialmente en Argentina y Chile, pero también en Bolivia, y, por ello, se ha propuesto llevar uno de los regalos más codiciados por la diáspora vasca, un retoño del árbol de Gernika. El roble situado delante de la Casa de Juntas de Gernika, que representa las libertades, es uno de los símbolos más universales de los vascos.

A través de los consulados de estos países en Bilbao, Livingstone ha contactado con las Euskal Etxeak a las que regalará los retoños, que cuentan con la certificación pertinente. Así, en el caso de Argentina, el país del mundo con más Euskal Etxeak –tiene 76 de las 162 que hay por el mundo-, la entrega será en el Centro Vasco de Córdoba, fundado en 1954. En Chile, por su parte, el destinatario será la Eusko Etxea de Valparaíso-Viña, fundada en 1943. En el caso de Bolivia, con menos tradición de inmigrantes vascos, aún no ha concretado el centro vasco en el que hará la entrega.

El reparto de los retoños del árbol de Gernika no será fácil, puesto que tendrá que encajar su entrega en la apretada agenda de la carrera. El primer regalo, eso sí, lo hará en el Centro Vasco de Córdoba antes de empezar la prueba, que tiene como salida y meta la ciudad Buenos Aires. Para la donación a las casas vascas de Chile y Bolivia, Livingstone tendrá que esperar a la única etapa de descanso de la prueba.

El equipo Euskadi 4x4 Dakar Team que dirige Corcuera, con una gran trayectoria en los rallyes más peligrosos del mundo, se enfrentará en 2015, asimismo, a uno de los Rally Dakar más duros de los últimos años. El Rally Dakar 2015, que se celebrará entre el 3 y el 17 de enero,  contará con un recorrido de 9.000 km divididos en 14 etapas, con un día de descanso, a través de Argentina, Bolivia y Chile, incluyendo el desierto de Atacama (Chile), considerado el más desolado y árido del planeta, y a través de la cordillera de Los Andes, a una altitud media de 3.000 metros sobre el nivel del mar y con un paso de hasta 4.700 metros de altitud.

Livingstone volverá a llevar, como en sus participaciones anteriores, el nombre de Bilbao por tierras sudamericanas ante la mirada de los cientos de millones de personas que siguen el rally más duro del mundo, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Bilbao.





Mercurio Media.
Octubre 2014.













Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000