DAKAR 2016 - Verificaciones


Los competidores del Dakar encaran ya los objetivos para el año 2016, sobre todo el de cruzar la meta de Rosario tras 9000 kilómetros de pista. Pero antes tendrán que someterse al paso obligatorio por las verificaciones técnicas y administrativas que se celebran en el centro de exposiciones de Tecnópolis.

En Buenos Aires, una de las tradiciones de Nochevieja es acudir al emblemático Puente de la Mujer para admirar los fuegos artificiales que iluminan el cielo de Puerto Madero, compartir copas, besos y pasos de tango con desconocidos y expresar los deseos para el año nuevo que comienza. Un proyecto al que tendrán que renunciar los argentinos Fernando Bradach y Roberto Corvalán. Su noche se ve marcada por la decisión lógica de un comisario de la carrera: “su circuito de gasolina no corresponde a las normas de seguridad, así que tienen trabajo por delante. Les hemos dado de plazo hasta el final de las verificaciones mañana y creo que es factible”. La gran mayoría de los pilotos y copilotos han podido disipar cualquier temor relativo a la preparación y cuentan con el primer sello de validación en sus carnets de verificaciones, lo que les ofrece unos momentos de respiro. Sin embargo, no hay que abusar del champán ni del Fernet-Cola si se quiere encarar en condiciones óptimas el programa cargado previsto para las dos próximas semanas.

La gran mayoría de los competidores que han desfilado hoy se marcan como único objetivo llegar a Rosario el próximo 16 de enero. Sin embargo, algunos aspiran al título en su categoría. Esa es la meta de los pilotos del equipo HRC, con Paolo Gonçalves, segundo tras Marc Coma el año pasado, y Joan Barreda, el mayor coleccionista de victorias de etapa todavía activo, pero que nunca ha subido al podio de la prueba, a la cabeza. Por su parte, los camiones Kamaz y su jefe de filas histórico Vladimir Chagin están más que acostumbrados al éxito (12 títulos de 15 para su equipo en el siglo XXI), pero mantienen el suspense y establecen una estrategia poco común… apostar por las etapas de montaña: “el mejor equipo en las etapas bolivianas irá bien encaminado para lograr la victoria…”. Un terreno que puede no ser el más propicio para los hermanos Patronelli, que han ganado la competición de entrevistas con los medios argentinos, aunque permanecen igual de modestos, pese a las 4 victorias acumuladas durante la época de su dominio: “Regresamos sin un objetivo preciso”, comenta Marcos. “Nos desvinculamos del Dakar y solo he retomado el entrenamiento estos tres últimos meses”.

Mañana por la mañana, se dispararán los flashes con la llegada por la mañana temprano del Team Peugeot a los pasillos de Tecnópolis, sobre todo de Sébastien Loeb, que ha suscitado muchas expectativas por su reciclaje profesional tras lograr nueve títulos del mundial de rallys. Le acompañarán Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz y Cyril Despres. Sin embargo, los favoritos de la categoría autos son los pilotos de Mini, ganadores de las últimas cuatro ediciones. Nasser Al Attiyah está en plena forma y no tiene nada que envidiar a la serenidad de Nani Roma ni a las ganas de victoria de Orlando Terranova. Giniel De Villiers, árbitro regular en todas las pugnas, aportará sin lugar a dudas un análisis comedido de la situación, aunque probablemente ese no será el tono de los pilotos KTM, con Toby Price, ni de Jordi Viladoms, por ejemplo. Tampoco será ese el enfoque de Gerard De Rooy ni de Ales Loprais, los rivales anunciados de los Kamaz en camiones, reunidos por primera vez en el seno del mismo equipo.






Más información: http://www.dakar.com/


Fuente (texto e imágenes): www.dakar.com.
Enero 2016.
























Copyright 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000