MARATHON CHALLENGE 2017, ETAPA A ETAPA


MARATONIANA JORNADA PARA LLEGAR HASTA BOUARFA.


La Marathon Challenge ha empezado esta mañana en Melilla, ciudad que ayer vivió como una gran fiesta la salida oficial. Los participantes han cruzado a primera hora la frontera de Nador, donde ha arrancado la prueba. 500 kilómetros, mayoritariamente de pista, separaban el punto de salida con la ciudad de Bouarfa, junto a la frontera con Argelia, donde estaba situado el primer safe-point y donde un buen número de participantes se han dispuesto a pasar la noche.

El primer participante en tomar la salida –el que mayor número de votos recibió por facebook- emprendió la ruta a las 7:04 de la mañana. El honor correspondió al Team Bumoan 4×4, a los mandos de un Toyota FJ, que también ha sido el primero en tener problemas mecánicos. Ha necesitado ayuda mecánica para reparar un trapecio y la rótula de la rueda delantera derecha tras caer en una zanja en una zona muy rota por las lluvias caídas.

Posteriormente, ha sido el equipo Zorros del Desierto el que ha sufrido problemas mecánicos y esta noche se encuentran en la localidad de El Aioun tratando de reparar para proseguir en competición mañana. Este equipo se había quedado rezagado después de ayudar al Team Bumoan.

Hay que destacar, por otro lado, que dos equipos se han adelantado al resto y se han adentrado, aproximadamente media hora antes del cierre, fijado a las siete de la tarde, en el entry-point 2. Son el Padesa Team y el Decanto Racing. Salvo seis equipos que se han quedado a dormir por la pista sin poder alcanzar a tiempo el safe-point de Bouarfa, el resto de la caravana de esta Marathon Challenge duerme esta noche en esta localidad para entrar mañana, a las 7 de la mañana –cualquier movimiento entre las 7 de la tarde y las 7 de la mañana es penalizado- en pista.

Por último, destacar que el Nissan Patrol del Briefingman Team está tratando de reparar esta noche en Bouarfa una avería en el turbo que hace difícil su continuidad en la prueba. Las clasificaciones de la Marathon Challenge no son oficiales hasta que todos los vehículos hayan alcanzado el primer safe-point.




LA DUREZA DE LA PRUEBA SALE A ESCENA.

La segunda jornada de la Marathon Challenge ha respondido a las expectativas y la dureza de la prueba ya se ha cobrado las dos primeras víctimas y una buena parte de la caravana ha sufrido los primeros problemas mecánicos que les han obligado a pasar por el taller, mayoritariamente en Erfoud aprovechando que ahí estaba ubicado el safe-point 2. El ritmo de la prueba está siendo muy alto y ello está haciendo mella en los participantes, pero sobre todo en sus mecánicas.

Como la temperatura ambiental, hoy superando desde primera hora los 30 grados, la Marathon Challenge se calienta. Después de que anoche se tuvieran que quedar en El Aioun, el equipo Zorros del Desierto ha optado por abandonar esta mañana y regresar por carretera a Melilla al no poder reparar su Toyota. La misma suerte ha corrido el equipo Briefingman, que después de romper el turbo de su Nissan se han quedado sin potencia para acometer las selectivas pistas del recorrido. De Bouarfa se han dirigido por carretera a Erfoud, donde todo intento de reparación ha sido en balde y han acabado por arrojar la toalla.

Los equipos que anoche no habían llegado a Bouarfa lo han hecho a primera hora de esta mañana, salvo el Team Buoman 4×4, que han llegado con retraso al entry-point 2 y se han visto obligados a ir por carretera hasta el número 3, en Erfoud, donde se han reenganchado a la prueba. Sólo tres equipos no han llegado a las 7 de la tarde al safe-point 2, Xirimbala y Euskadi 4×4, que permanecían acampados cerca del final, mientras que el Makina Team ha decidido completar el recorrido por carretera saltándose algunos waypoints, siendo penalizado también por seguir avanzando después del toque de queda, ya que está prohibido cualquier movimiento entre las 7 de la tarde y las 7 de la mañana (hora marroquí).

Sólo el Padesa Team ha podido llegar esta noche al safe-point 3, ubicado en Merzouga, aunque para ello se han tenido que saltar los tres últimos waypoints, mientras que otros seis equipos (Gitanos del Rekkam, Setrill, Decanto y los tres representantes del Club Queen Melilla) se habían podido adentrar en el entry-point 3.

En cuanto a las incidencias de una larga jornada, con más de 400 kilómetros de pista, hay que destacar que Siempredatiempo ha sufrido una rotura en el chasis que ha tenido que reparar en Erfoud, mientras que el Club Queen Melilla I ha tenido que solucionar un problema con los rodamientos de la rueda delantera y el Team Snorkel, que ha solicitado ayuda a la organización tras quedarse enganchado en un río, está tratando de solucionar la avería provocada por el agua en la electrónica del coche, que ha dejado diversos problemas en algunos sensores.

Además de recordar que mañana se cruzará el Erg Chebbi de norte a sur, uno de los momentos más espectaculares de la prueba, queremos recordaros que durante la noche la plataforma de seguimiento de los participantes queda desconectada por motivos de seguridad.




MÁXIMA EMOCIÓN EN EL ECUADOR DE LA PRUEBA.

La tercera edición de la Marathon Challenge ha cruzado hoy su ecuador con una etapa muy exigente, en la que han cubierto entre 350 y 420 kilómetros de pista y manteniendo la emoción por la victoria entre varios equipos. Sólo dos –Decanto Racing y Gitanos del Rekkam- se mantenían a ‘cero’ de penalizaciones después de haber pasado todos los participantes el safe-point 3, ubicado en Merzouga, pero la lucha promete ser muy abierta por el amplio abanico de estrategias que se pueden adoptar hasta que termine la prueba el viernes en la playa de Agadir.

Esta tercera jornada también ha respondido a las expectativas y se ha cobrado otras dos víctimas. Si después del segundo días lamentábamos el abandono de Zorros del Desierto y de Briefingman, hoy se han tenido que retirar Snorkel 4×4 y Makina Team. El primero de ellos ya no ha podido tomar la salida después de pasar la noche en Erfoud por una avería electrónica en su Mitsubishi, que ha afectado el cambio secuencial y a diversos sensores del motor que notificaban avería. El segundo ha sufrido un vuelco al cruzar el Erg Chebbi, que pese a no tener consecuencias físicas para sus tripulantes les ha impedido seguir hacia delante por los daños que sufrió su Toyota Hilux.

Únicamente el Padesa Team ha podido adentrarse en el entry-point 5, ubicado en Mahmid, mientras que en el safe-point de esta localidad se ha detenido el equipo Gitanos del Rekkam. Los equipos Club Queen Melilla I y III se han repuesto de los problemas mecánicos que sufrieron ayer y se han quedado a tan solo 2 kilómetros de alcanzar el safe-point 4. El grueso de la carrera se ha quedado entre Tafraoute y Ouzina. Otro dato a destacar de esta jornada es que muchos participantes han decidido saltarse ya algunos waypoints para ganar tiempo y, muy especialmente, los del siempre espectacular Erg Chebbi.

Por último, quisiéramos aclararos que las clasificaciones se sacan sólo cuando todos los participantes que siguen en carrera han pasado por un safe-point, por lo que esta noche la clasificación que se contempla es la del safe-point 3 (Merzouga) y no la del 4 (Mahmid), que ha sido alcanzada de momento únicamente por dos participantes.




LA ESTRATEGIA JUGARÁ UN FACTOR DECISIVO.

Cuando faltan dos días para que termine esta tercera edición de la Marathon Challenge, previsto para el viernes a las 19:00 horas en las dunas de la playa de Agadir, todo está aún en el aire. Después del safe-point 4 el líder provisional de la prueba es el equipo Setrill, que ha acumulado 100 puntos de penalización al saltarse un waypoint el primer día camino de Bouarfa, seguidos por Instalaciones Lizana (200) y Decanto Racing (500). La dureza de la prueba hace que ya no haya ningún participante a ‘cero’, pero las características de esta competición hace todavía muy complicado valorar todavía quién puede ganar.

El abanico de posibilidades es amplio. Setrill e Instalaciones Lizana, que son los que figuran en las primeras posiciones, están bastante retrasados con respecto al Padesa Team y al Club Queen Melilla I y III, que están en cabeza de carrera, y al final podrían verse obligados a penalizar para poder llegar en hora. El reglamento dice que el participante que no ha alcanzado la meta a la hora máxima fijada –las 19:00 horas- será desclasificado.

El Land Rover Defender del Padesa Team es el único equipo que esta noche ha alcanzado el safe-point 6, ubicado en Assa, mientras sus perseguidores, los dos equipos de Melilla, se han quedado a 54 kilómetros de ese punto después de una etapa en la que han cubierto más de 500. Gitanos del Rekkam ha perdido hoy muchas posiciones cuando se le han sumado las penalizaciones que sumó ayer al saltarse diversos waypoints, sobre todo en el Erg Chebbi. Hay que destacar, por otro lado, que la organización ha tenido que anular los waypoints 6013 y 6014 porque se estaban realizando unas maniobras militares en la zona.

Mientras el grupo delantero mantiene un ritmo elevado, el grueso de la carrera ha visto como la dureza de la prueba pasaba factura y muchos participantes han tenido que pasar por Zagora para efectuar reparaciones de diversa índole. Los equipos Euskadi 4×4 y Decanto Racing han llegado con el control del Entry-point 5 cerrado y han tenido que ir por carretera hasta el Entry-Point 6, mientras que el Club Queen Melilla II ha tenido que recular a Zagora sin pisar el Entry-point 5 porque tenía la dirección y los trapecios tocados, además de haberse quedado sin ruedas. Chendy tiene problemas con el encendido de su Toyota Hdj80, que no arranca, y está esperando ayuda mecánica junto a las dunas del Erg Chigaga, mientras que el equipo Bumoan 4×4 ha tenido problemas en la bomba de gasolina cerca de Mahmid y está tratando de reparar.




TRES EQUIPOS OPTAN A LA VICTORIA EN LA ÚLTIMA JORNADA.

La tercera edición de la Marathon Challenge terminará mañana en las dunas de la playa de Agadir y coronará al ganador de una edición muy exigente, sobre todo para las mecánicas después de haber cubierto 3.000 kilómetros de pistas por Marruecos. Son tres los equipos que aún aspiran a la victoria una vez publicada la clasificación tras el safe-point 7. Por un lado, Instalaciones Lizana, que lleva 300 puntos de penalización, por el otro Setrill, que cuenta con 400 y, en tercer lugar, el Padesa Team, que cuenta con 700 puntos. El que cometa un error en esta última jornada se le escapará un triunfo que han merecido los tres pero que, lógicamente, sólo podrá ganar uno.

Mientras el equipo Padesa pasará esta noche en Sidi Ifni, una vez completado el safe-point 8, acompañado por los miembros del Club Queen Melilla I y III, sus rivales están ligeramente más retrasados. Lizana ha acampado cerca del waypoint 8007 –en la Playa Blanca- y Setrill en el 8004, ambos habiendo superado la población de Tan Tan después de haber cubierto otra vez cerca de 500 kilómetros de pista.

La jornada de hoy se ha cobrado dos nuevos abandonos. El Chendy Team, de David y Eduardo Ortiz, se ha visto obligado a retirarse después de que su Toyota Hdj80 tuviera la víspera problemas de encendido, parándose el coche cuando cruzaban el Erg Chigaga al ‘morirse’ las dos baterías. Eduardo Ortiz relataba al respecto que “la asistencia se dio una paliza para venir a por nosotros, ya que estábamos en las dunas. Han sido 19 horas hasta que hemos podido arrancar el coche de nuevo y como que no llegaríamos en tiempo a la meta hemos optado por el abandono”.

El equipo Bumoan 4×4, que el miércoles también tuvo problemas en la bomba de gasolina cuando se adentraba en las dunas del Erg Chigaga, reparó en Mahmid, pero la bomba de recambio que montaron en su Toyota FJ Cruiser tampoco funcionaba con garantías, ya que cuando se calentaba fallaba, optando por el abandono y regresar por carretera a Melilla. Con ellos son ya seis los equipos que se han tenido que retirar en esta tercera edición.

Del resto de participantes hay que destacar que Xirimbala sigue teniendo problemas de calentamiento, Siempredatiempo arrastra los problemas derivados de dos roturas en el chasis, que están reforzando con cinchas, y Gitanos del Rekkam, que durante la primera parte de la prueba fue un serio candidato a la victoria, se ha quedado sin ruedas de recambio al destrozar las llantas y no encontrar otras de la misma medida.

Por último, importante para lo que pueda pasar mañana, destacar que el reglamento dice que el participante que no ha alcanzado la meta a la hora máxima fijada –las 19:00 horas- será desclasificado, con lo que alguno de los líderes podría verse obligado a saltarse algún waypoint para poder llegar en tiempo. Por otro lado, la organización ha establecido que el control de llegada no se abrirá a las 18:00 –hora marroquí- como estaba previsto sino que cada participante podrá pisar el waypoint de meta nada más alcanzar la preciada llegada.




INSTALACIONES LIZANA, BRILLANTE VENCEDOR DE LA TERCERA EDICIÓN.

La tercera edición de la Marathon Challenge ha finalizado esta tarde en las espectaculares dunas de la playa de Tifnit, junto a Agadir, y ha coronado como vencedor al equipo Instalaciones Lizana. Los andaluces Juan Antonio Lizana y Luis Barbero, a los mandos de un Toyota KZJ95, han sido al final los más regulares y han encontrado el ritmo necesario para llegar a la meta como brillantes vencedores después de una espectacular batalla con los equipos Setrill y Padesa, segundo y tercero respectivamente. Los equipos Club Queen Melilla I y III han sido los primeros en alcanzar la meta, seguidos de Padesa, mientras que Instalaciones Lizana ha llegado cuarto. Los ganadores de la prueba han sido, junto con Decanto y Gitanos del Rekkam, los únicos que han hecho la última jornada a ‘cero’, puesto que el resto de los que se han mantenido en competición hasta el final se han saltado el waypoint 9.001, ‘muy escondido’ a la salida de Sidi Ifni.

Instalaciones Lizana ha ganado esta tercera edición de la Marathon Challenge con una penalización de 300 puntos, mientras que la puntuación del segundo (Setrill) fue de 500 puntos y la del tercero (Padesa) ascendió a los 800 puntos. Cabe destacar las prestaciones de Marcel Pallisé y Gaietano Pallisa, que han rozado la victoria con su Land Rover Discovery en la primera vez que han bajado a Marruecos. Toni y Roberto Martínez, con un Land Rover Defender 90, han alcanzado el podio después de que el año pasado ya fueran quintos.

La estrategia ha jugado un papel crucial en el desenlace de la prueba y este año todos los participantes se han tenido que saltar algún waypoint para poder completar el recorrido, pensando que no llegarían en hora a la meta. Lizana, por ejemplo, sacrificó dos para alcanzar el safe-point 2, mientras que Setrill se dejó dos antes de Tata con el temor de llegar fuera de control y, finalmente, Padesa cedió tres para llegar por la noche al safe-point 3 y otros 3 el día siguiente.

Los participantes de la Marathon Challenge, que empezó el pasado domingo en Nador después de que el sábado se viviera una gran fiesta en Melilla, ciudad que acogió la presalida oficial, ha tenido que superar más de 3.000 kilómetros de pistas hasta la imponente llegada junto al Océano Atlántico. En estos seis días de competición, sin etapas, en los que los participantes podían conducir desde las 7 de la mañana hasta la 7 de la tarde, la prueba ha pasado por localidades como Nador, Tendara, Bouarfa, Boudnib, Erfoud, Merzouga, Zagora, Foum Zguid, Tata, Assa, Tan Tan, Sidi Ifni y finalmente Agadir.

El reparto de premios ha tenido lugar, finalmente, donde estaba ubicado el waypoint de meta en la playa de Tifnit. Hasta allí se han desplazado, además de los diez equipos que han conseguido acabar la prueba y los vehículos de la organización, los dos equipos que se vieron obligados a abandonar el primer día: Briefingman y Zorros del Desierto. Mientras los primeros ya conectaron de nuevo con la prueba en Tan Tan pese a no poder reparar el turbo, los segundos se han desplazado directamente desde Melilla para vivir esta noche la fiesta final de esta brillante Marathon Challenge en Marrakesh.




Más información: www.marathonchallenge.org


Fuente: www.marathonchallenge.org.
Mayo 2017.
















Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000