MANTENIMIENTO INVERNAL


Ya llego el largo y crudo invierno, el frío, la nieve, el viento gélido quete hiela hasta el aliento... y dentro, al calor del hogar, junto a tu pareja, a tu familia, estas pasando un momento inolvidable, en este refugio de montaña, en el valle de Boí, o en el bosque de Muniellos, o en el corazón de la sierra de Cazorla... fuera, cae la nieve, el frió corta las piedras, y él siempre esta hay, soportando estoicamente las bajas temperaturas, la nieve, las heladas, el rigor del invierno. Me refiero como ya supondréis a nuestro todo terreno, que siempre nos acompaña hasta esos lugares paradisíacos, en fin, no pretendo que lo mentamos dentro del salón, aunque ha algunos nos tienta la idea, pero si que llegados los fríos echemos un vistazo bajo el capó, y sigamos un sencillo mantenimiento preventivo, que nos ayudara a enfrentarnos con éxito a los rigores del invierno.

Llegada la fría estación, deberemos considerar algunos puntos vitales para asegurar nuestra seguridad y la de los nuestros, así como prevenir averías en nuestra mecánica, que en algunos casos pueden ser muy graves.

- Deberemos tener en cuenta el buen estado de nuestros neumáticos.

- La protección con liquido anticongelante de nuestro motor.

- El buen estado del filtro de aire.

- El correcto engrase de las juntas cardan de la trasmisión, así como los niveles del aceite del cambio de marchas y la caja transfer.

- También consideraremos el estado de la protección del chasis y la carrocería contra la corrosión.

- La batería.

- La eficacia de los limpia parabrisas y el agua del limpia.

En esta época del año más aun, es vital que nuestras gomas estén en perfecto estado, la lluvia, el hielo, la nieve, hacen acto de presencia en nuestras excursiones, y ellas son el único contacto que hay entre nosotros y tierra firme, nuestro coche solo esta apoyado en el suelo por sus neumáticos. Deberemos comprobar el dibujo, que este sea uniforme y no se encuentre más desgastado por dentro o por fuera del neumático, esto puede ser debido a una presión de aire incorrecta, utilizaremos siempre las presiones indicadas en el manual de entretenimiento, pues estas están calculadas en base al peso, esfuerzo y tipo de neumático de nuestro  coche, efectuaremos las comprobaciones con el neumático frió, si estas son correctas deberíamos comprobar el alineado de dirección en un taller especializado o servicio técnico, si el dibujo es uniforme este nunca deberá ser inferior a 1mm, en todo caso los neumáticos llevan unas marcas de desgaste en la banda de rodadura que nos indican su desgaste.

Aunque los neumáticos no llevan fecha de caducidad, que todo se andará, debemos tener en cuenta que también envejecen, y aunque lleven pocos kilómetros, si tienen más de cinco años tendremos que ir pensando en su sustitución, pues la goma se pasa, y puede ocasionar reventones o el endurecimiento de la banda de rodadura, con la consiguiente perdida de adherencia.
Algunas marcas imprimen un código que indica la fecha de fabricación, este suele ser un numero seguido, donde se expresa el mes y el año de fabricación, (por ejemplo: 1001, indicaría que el neumático esta fabricado en el mes de Octubre de 2001.)

Bajo el capo también hace frío, sobre todo cuando el motor esta parado toda la noche y  de madrugada las temperaturas bajan más allá de donde el agua conserva su estado liquido, para pasar al sólido. Y es aquí donde se acuerda uno de si el anticongelante del radiador sigue siendo tan anticongelante, valga la redundancia,  como hace cinco años, cuando compramos el coche, si no fuera así podría partirse fácilmente el bloque motor o el radiador si el agua se hiela en su interior, pues bien no deberemos confiarnos demasiado, y lo sustituiremos cada dos años, como mucho, sobre todo si pasamos frío, aunque también tendremos en cuenta que con el tiempo puede perder sus propiedades antioxidantes, y empezar a ensuciarnos el circuito. La sustitución podemos hacerla nosotros mismos, bastara con quitar un manguito, o el tapón, si lo lleva, de debajo del radiador, algunos motores disponen de un grifo en un costado para el vaciado, con el motor frió, y la calefacción accionada, para una total evacuación del circuito, una vez vacío podemos enjuagar con agua del grifo antes de tapar el circuito y con el motor parado.

Después procederemos a cerrar el tapón de vaciado, observando si es necesario reponer la junta, si la lleva, suele ser de cobre o fibra, ojo algunos modelos son cónicos y no necesitan junta, apretaremos con maña, y sin exceso pues podríamos estropear las roscas del radiador o del bloque motor, si hemos quitado un manguito, procuraremos poner una abrazadera nueva, untaremos la boca del mismo con un pelín de grasa, apenas perceptible, mucha seria contraproducente, para asegurar un mejor ajuste del mismo a la boca del radiador. Una vez sellado el circuito procederemos a reponer el liquido anticongelante, si usamos un concentrado bastara una proporción de un 25% aunque podemos aumentar esta hasta un tercio del volumen total del circuito, en los envases viene hincada la proporción y el nivel de protección que obtendremos, podremos mezclar este con agua del grifo, o mejor descalcificada, si usamos mezclas previamente envasadas, deberemos fijarnos en el nivel de protección indicado en el envase, y nunca mezclar con agua. Tendremos en cuenta que el anticongelante es un producto nocivo por ingestión, contiene etilenoglicol, y tomaremos las precauciones oportunas.

El buen estado del filtro de aire nos facilitara el arranque en frío, y  ayudara a que nuestro motor contamine menos. Después del polvo veraniego conviene echarle un vistazo, pues puede estar sucio y ser recomendable su sustitución, a diferencia de los coches de turismo, que generalmente se mueven por carretera, y se recomiendan los cambios de filtros por kilometraje, en nuestro 4x4 es conveniente que revisemos de vez en cuando nuestro filtro de aire, sobre todo después de una excursión por zonas polvorientas, y si fuera necesario cambiar el elemento filtrante aunque lleve pocos kilómetros, si no esta excesivamente sucio, podemos limpiarlo con aire a presión, siempre en sentido contrario a la circulación natural del aire del motor a través del mismo.




 
Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000