COMO RECURRIR UNA MULTA

El 52% de los sancionados pagan al momento.
Cómo recurrir una multa, paso a paso.


Son muchos los conductores que, por desconocimiento del proceso o falta de tiempo, no recurren una multa de tráfico. En Autocasion.com te damos todas las pautas y te contamos el procedimiento paso a paso para que sepas cuándo y cómo presentar un recurso. 

El 52% de los conductores que recibió una multa en 2012 optó por abonarla antes de los 20 días que marca la norma para beneficiarse del descuento por pronto pago, según un estudio de Mapfre. Pero, con un poco de paciencia y sabiendo dar los pasos adecuados, podrían haber presentado un recurso que quizá habría evitado cualquier desembolso. Autocasion.com te cuenta cuáles son las claves con las que puedes lograr que se anule una multa.

· Los milagros no existen: si hemos cometido una infracción y nos llega la multa correspondiente,  lo más probable es que acabemos abonándola. Sólo nos “salvaremos” si hay un error de forma en la notificación: revisa que la matrícula, marca, modelo y color de tu coche sean los correctos, así como la fecha y la hora de la sanción.

· Solicita un informe que acredite el buen funcionamiento de la cámara -en el caso de que te hayas saltado un semáforo, por ejemplo-, del radar o del alcoholímetro.

· Si la multa llega a tu casa o un agente te la entrega en mano, pide pruebas sobre la sanción de la que se te acusa. El agente elaborará otro informe y lo más probable es que ratifique la multa (los cuerpos de seguridad tienen presunción de veracidad), pero puede cometer un error al redactar el documento.

· Si eliges realizar el pago con rapidez para beneficiarte del descuento del 50%, ya no podrás presentar ninguna reclamación. Pero, si quieres recurrir, tienes un plazo de 20 días desde la notificación de la multa.

· Rechazar una sanción o no abrir al cartero no sirve de nada: al segundo intento de notificación, la multa aparecerá publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA), que se puede consultar en Internet, y la DGT considerará cumplido el trámite. Si no recurres, pero tampoco pagas en el plazo correspondiente, se te impondrá un recargo.

· ¿Has decidido presentar un recurso? Consigue un modelo de pliego de descargo (en Internet tiene varias opciones) y complétalo con tus alegaciones. La multa podría anularse ya en esta fase; si eso no ocurre, recibirás las pruebas que hayas solicitado y dispondrás de un nuevo mes para exponer un recurso de reposición.

· Si tras este paso tus protestas vuelven a desestimarse, tendrás que acudir a los tribunales. Esta decisión conlleva el pago de tasas judiciales, que nunca superarán el 50% (más el 0,1%) del importe de la multa. Si la sentencia te es favorable, te devolverán el 60% de las tasas… y la sanción se anulará.






Autocasion.com / Irene González.
Octubre
2013.

Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000