LOS DIFERENTES USOS DE LA BANDA CIUDADAA

El propósito de este artículo es ayudar a aquellas personas que quieren hacerse de un equipo de Banda Ciudadana y facilitarles la elección según el uso al que vaya a ser destinado.

Encontramos pues tres usos diferentes:
Exclusivamente utilitario.
Símplemente para ocio y recreo.
Una mezcla de los dos anteriores.


1. La Banda ciudadana es útil.

En la primera categoría nos encontramos a los grupos y clubes de señalización encargados de la seguridad en eventos como carreras (o rallys) de coches, maratones, carreras pedestres, trails, equitación, etc…, contando, además, con la asistencia voluntaria y espontánea en escenarios de accidentes o catástrofes naturales. Uso utilitario es el que le dan también los convoyes y vehículos especiales.

Los todoterrenos y los 4×4, los autocaravanistas y los campistas, tienen casi siempre la obligación de llevar una radio de Banda Ciudadana en funcionamiento para que los miembros de la expedición o los equipos puedan comunicarse entre sí durante sus excursiones. Al ser la CB más interactiva que la telefonía móvil permite a todo un grupo estar informado de cualquier riesgo o contingencia.

En ocasiones vemos usar la CB como herramienta antirradar a bordo de nuestros vehículos. El material usado para ello es sencillo y basta con una radio AM/FM y una antena, por lo general, de talla mediana o pequeña.

Nos encontramos igualmente senderistas y excursionistas a pie equipados con radios portátiles (walkie-talkie). Algunos modelos más eficientes funcionan con AM/FM/SSB. Cuando el contacto no es posible en AM/FM podemos pasar a SSB y podremos solucionar el problema de comunicación. En estos equipos portátiles podemos también cambiar la antena para mejorar su rendimiento.

No hay que confundir estas radios portátiles de CB con los walkies PMR446 que están diseñados para funcionar sólo en FM y a cortas distancias (3 ó 5 km.)


2. La Banda Ciudadana es divertida y entretiene.

El uso para ocio y recreo de la CB es completamente opuesto al utilitario. Los equipos se quedan encendidos durantes horas, casi todo el día. En otros tiempos hubo una gran actividad nocturna en las ciudades y los pueblos. Para este uso se suele instalar el equipo fijo de CB en un cuarto o sala dedicada a la radio.

En esta categoría encontramos dos tipos de cebeístas:

Los que usan la AM/FM, los puramente cebeístas, que sólo ocasionalmente pasan a SSB (USB/LSB) para hacer algunos contactos sólo en fonía.

Los que usan exclusivamente los modos SSB, los diexistas o “radioaficionados” (para distinguirlos de los auténticos radioaficionados, que han tenido que superar exámenes y son titulares de una licencia específica), que utilizan muy a menudo todos los tipos de transmisión y que los encontramos fuera de las frecuencias asignadas legalmente al servicio de Banda Ciudadana. Existe una cierta tolerancia de las administraciones ante esta situación y, por el momento, se deja estar y hacer.

Para este uso de la CB los equipos elegidos suelen ser multimodos (AM/FM/SSB) y preferentemente con doble pantalla (canal y frecuencia). Algunos de estos operadores prefieren equipos sólo con pantalla de frecuencia, llegando a utilizar transceptores diseñados para el servicio de radioaficionados que han sido manipulados para cubrir la banda de 27 MHz.

Otros usuarios de esta categoría prefieren únicamente las comunicaciones en AM/FM e incluso en SSB para contactos locales, desde estaciones fijas o móviles (coches) de modo que tienen a su alcance y durante todo el día la posobilidad de charlar, organizar viajes o, por qué no, quedar para tomar unas copas. A veces se citan periódicamente para organizar juegos como la “caza del zorro” que no es más que una prueba de radiogoniometría deportiva en la que un vehículo escondido emite señales de baliza o musicales sobre un canal determinado y el resto de participantes, mediante mediciones de intesidad de señal, tendrán que encontrar el lugar del escondite. Suele acabar entre risas o en un almuerzo o cena, permitiendo estrechar las relaciones entre amigos.

Los amantes del DX están al acecho, como  los cazadores, a la espera de contactar con raras o lejanas estaciones móviles o fijas, así como emisiones procedentes de barcos. Casi siempre se usan antenas directivas, de gran tamaño, para hacer este tipo de contactos y se llegan a cubrir distancias impresionantes.
En este tipo de contactos encontramos las expediciones. Se trata de una instalación parecida a la fija pero para la que se usan generadores o baterías. Se prefieren las islas o lugares de acceso dificultoso, poco habitual. El objetivo es hacer el mayor número de contactos durante un periodo dado de tiempo. Si la propagación acompaña los resultados son más satisfactorios. Finaliza con el intercambio de tarjetas QSL (postales con fotos del lugar o las estaciones que sirve para confirmar el contacto).

Pero no creamos que ésto del DX es sólo para gente mayor. Muchos jóvenes se acercan a la práctica de los contactos lejanos aprovechándose de las viejas y recuperadas emisoras de CB con AM/FM ‘abandonadas' por sus padres.

Gran número de practicantes del DX pasan a ser enseguida radioaficionados con licencia sin acabar necesariamente dejando los 27 MHz, los 11 metros, la Banda Ciudadana.


3. La Banda Ciudadana es útil y además divertida.

La última categoría es en la que encontramos a la gente de la carretera. Los camioneros usan la CB entre colegas, en canales establecidos y casi siempre usando el canal 19 para la escucha. Cuando aparece algún problema o información de tráfico, las noticias se difunden rápidamente.

Los camioneros franceses prefieren las radios AM/FM con una antena del tipo ML145 o K40. Los camioneros españoles y portugueses prefieren las emisoras multimodo con antenas del tipo Santiago 1200. La altura del emplazamiento de la antena no siempre es fácil de determinar debido a las cabinas de fibra y la altura, que no debe sobrepasar un límite. Por ello vemos a menudo las antenas colocadas en los retrovisores o en la parte trasera de la cabeza tractora de los vehículos pesados.

Los autocaravanistas y campistas tienen el mismo problema para instalar la antena. En este caso suelen sujetarlas sobre la superficie metálica del capó del motor, a un lado del vehículo, y eligen a menudo antenas diseñadas para uso náutico que no requieren instalación con planos de tierra. Las charlas se centran principalmente sobre planes de viaje, anécdotas acontecidas en excursiones anteriores, búsqueda de emplazamientos e información sobre el tráfico tráfico. Existe una propuesta para que este tipo de usuarios usen el canal 2 para sus contactos.

Sea cual fuere el destino elegido para nuestra radio de Banda Ciudadana hay que tener siempre en cuenta una adecuada instalación de nuestros equipos y la correcta calibración de las antenas.

* Basado en un texto original de Dundee33/14DRF33 ( http://dundee33.blogspot.fr ).




Más información: www.cb27.com


cb27.com.
Marzo
2014.

Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000