QUÉ GARANTÍA OFRECE UN COCHE USADO


Cuando compras un coche de segunda mano, lo normal es que no haya problemas; no te arrepentirás de tu decisión. Pero, si los fallos aparecen… ¿qué garantía tiene ese vehículo? ¿A quién puedes reclamar? ¿Qué derechos tienes y qué deberes ha de afrontar el vendedor? Autocasion.com  te lo explica.

¿Has comprado un coche de segunda mano y hay problemas? Existen, por supuesto, formas de arreglarlo, pero varían si la operación ha sido entre particulares o en un concesionario. Autocasion.com te cuenta, paso por paso, qué garantías hay en cada caso y qué hacer para solucionar la situación.


Garantía entre particulares.

· Un vendedor particular sólo tiene una obligación: entregar el vehículo sin cargas, gravámenes o defectos ocultos.

· Si el comprador detecta una irregularidad en estos campos, cuenta con 6 meses para interponer una demanda judicial; así se arreglarán los desperfectos sin coste o se podrá devolver el producto. Sin esta denuncia no se puede hacer nada, ya que el vendedor no está obligado a entregar una garantía por escrito.

· El comprador debe probar que el defecto del coche era anterior a la compra; no tiene derecho a reclamar por fallos que estén a la vista en el momento de la operación. De hecho, hay una excepción que te va a parecer mentira: imagina que eres un perito, acostumbrado a detectar problemas en los vehículos. Si no te has dado cuenta de ellos, el vendedor está exento del pago de cualquier reparación.

· Si ganamos el litigio, podremos arreglar el coche o rescindir el contrato de compraventa sin coste para nuestro bolsillo. También podemos renegociar el importe del vehículo a la baja. Incluso podemos contratar con una aseguradora una ampliación de la garantía: nos costará entre 200 y 500 euros.


Garantía en concesionario.

· Las operaciones en un concesionario están amparadas por la Ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo; se asegura hasta 1 año de garantía en la venta del vehículo.

· El vendedor es responsable del estado y las cualidades del coche comercializado; así, el comprador puede recurrir, siempre mediante el arbitraje de Consumo.

· Si se demuestra que los fallos del vehículo que hemos comprado ya existían en el momento de su adquisición, podremos elegir entre subsanar los problemas de forma gratuita, la devolución del precio íntegro o la sustitución del coche por otro de las mismas características.

· Ten en cuenta que el precio de los vehículos de ocasión en un concesionario suele ser mayor que en el caso de una compraventa entre particulares; esto se debe a la inclusión del IVA. Sin embargo, la mayoría de los concesionarios aceptan una rebaja en el importe si a cambio se entrega un coche antiguo.





Autocasion.com / Irene González.
Octubre
2014.

Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000