COMPRAR UN COCHE DE FLOTA


¿Comprarías un coche de flota? Riesgos y ventajas

El canal de alquiler es uno de los principales proveedores del mercado de coches de ocasión: sus flotas son grandes, variadas y se ofrecen a precios atractivos. ¿Cuándo interesa comprar un vehículo a estas compañías? Autocasion.com te cuenta los riesgos y ventajas de cada caso.



Coches de alquiler, renting, leasing… Todos ellos nutren el mercado de vehículos de ocasión y sus ofertas suelen ser atractivas. Pero antes de dar el “sí, quiero” conviene tener en cuenta las ventajas y desventajas que hay en cada caso. Autocasion.com te las desvela para que acertar sea más sencillo.


Coches de leasing.


Se trata de vehículos de alquiler con opción a compra; las marcas los ofrecen en programas que permiten al usuario renovar el modelo cada cierto número de años, quedárselo o devolverlo.
¿Qué ocurre cuando llegan al mercado de segunda mano?

· Hay que averiguar si sus pagos están al día para que nadie pueda exigir mensualidades atrasadas.

· Se trata del coche de un particular, ni más ni menos, por lo que no nos dará más quebraderos de cabeza que otro automóvil de ocasión.


Coches de renting.

Las empresas utilizan bastante estos alquileres a largo plazo, ya que pueden desgravarse.

· Son vehículos que han tenido siempre un mismo conductor.

· Las compañías de renting suelen negociar con las marcas el mantenimiento gratuito (o con un coste muy bajo) del coche, e incluso el cambio de neumáticos. Así, sabemos que las revisiones se han respetado escrupulosamente.

· Antes podían encontrarse en este tipo de flotas berlinas de lujo muy bien equipadas, pero hoy en día lo que más abunda son los compactos algo más “básicos”.


Coches de alquiler.

Aquí se ha dado el caso contrario al anterior: hace tiempo, la oferta de este canal se limitaba a utilitarios y compactos con un equipamiento pobre y un motor pequeño de gasolina. Ahora, las mecánicas diésel ganan terreno y podemos elegir desde urbanos hasta descapotables… Eso sí, con una dotación igualmente básica.

· Son coches con pocos kilómetros, pero han pasado por infinidad de manos: su trato puede haber sido exquisito… o todo lo contrario.

· Si eres de naturaleza desconfiada, debes saber que estos vehículos se venden completamente revisados.

· Un automóvil de alquiler pasa su primera ITV a los dos años y, a partir del quinto, cada seis meses. Calcula el gasto y el trastorno que puede suponerte.

· ¿Cómo saber si tu coche ha sido de alquiler? Busca en la ficha técnica el apartado “Clasificación del Vehículo”. Si el código que aparece es el 1041, tienes “premio” (como curiosidad, te diremos que el 1040 corresponde a los taxis y el 1045… ¡a los coches fúnebres!).


Así, ¿hay una regla para “acertar”? Fíjate en la rebaja que ofrecen estos automóviles, que suele rondar el 30%; no representa un ahorro mucho mejor que el que se obtendría en un coche de segunda mano en igualdad de condiciones, pero con otro origen. Ahora bien, si dicho ahorro supera este porcentaje, la compra comienza a ser interesante.





Autocasion.com / Irene González.
Noviembre
2014.


Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000