NUESTRA CONEXIÓN CON EL SUELO, EL NEUMÁTICO

No es ninguna novedad que desde hace unos años se está extendiendo entre los consumidores el hábito de “buscar”, como si del Arca Perdida se tratara, el producto más económico aunque venga de latitudes asiáticas, y aunque sus prestaciones tengan una vida útil muy corta y (aquí es donde viene lo delicado), aunque estemos poniendo en peligro nuestra vida y la de los ocupantes de nuestro 4x4 si en materia de neumáticos elegimos esta modalidad, hoy tan al uso.





El neumático es nuestro nexo de unión con el firme que pisamos, bien sea asfalto, bien sea tierra, barro o nieve.
Es nuestra garantía de adherencia al suelo, el responsable de nuestra seguridad más inmediata si en un momento determinado de nuestra conducción hay que someter la trayectoria del coche a un comportamiento brusco o accidental.
Las cuatro cubiertas son las que van a ocuparse de las primeras reacciones del coche, principal motivo para cuidar la elección y seleccionar fabricantes con garantía en sus procesos de elaboración.

Ya vimos en el número anterior lo importante de un amortiguador a la hora de mantener el neumático pegado al suelo para mantener el mayor tiempo posible la tracción.
De nada sirve si el neumático no está en condiciones de uso o sufre un deterioro prematuro.
Debemos cuidar el conjunto de elementos, sobre todo aquellos que tengan que ver directamente con la seguridad y en este punto es donde tenemos que empezar a definir cuál va a ser el tipo de neumático que necesitamos y dada la naturaleza intrínseca de los vehículos offroad me voy a centrar solo en aquellos con banda de rodadura “mixta” o de “tacos”:
- El neumático mixto o AT (All Terrain) es la opción más extendida por su enorme versatilidad ya que está diseñado para un uso en campo y asfalto a partes iguales, por eso se les conoce como “neumático 50/50”, referencia del porcentaje en cada caso.
- El neumático de tacos o MT (Mud Terrain) es la elección más común entre los usuarios profesionales o aquellos que vayan a dar un uso más intenso y con más frecuencia a las cubiertas, asignándoles un 80% de uso offroad y un 20% de asfalto (80/20).
- En ambos casos, los flancos están reforzados e incluso se aprecia una prolongación del “dibujo” de la banda de rodadura (hacia los hombros del neumático) para dotarles de más resistencia y evitar cortes en rocas o cuando se vayan a bajar las presiones aumentar la superficie de agarre. En pisos blandos (arena) el neumático tiende a “clavarse” en su presión correcta, sin embargo, quitando aire conseguimos más área de tracción y por consiguiente avanzar sin quedar atascado.
- La banda de rodadura (dibujo) va a determinar el nivel de agarre al suelo. En neumáticos AT el dibujo es menos agresivo que en MT, los surcos de evacuación de agua y barro no son tan generosos pero sin embargo en el su uso por asfalto no generan tanta rumorosidad como en el MT, a tener en cuenta en el uso diario por carretera. Este detalle pasa inadvertido si nuestra elección es un MT, ya que sus principales misiones son la de expulsar con facilidad nieve, barro, arena, y agarrarse con seguridad al firme, sobre todo en subidas donde la opción de resbalar hacia atrás viene casi impuesta si el suelo no está seco.



A la hora cambiar nuestros neumáticos hemos de mantener, si es posible, todos los parámetros que dicta el fabricante:
dimensiones, código de velocidad e índice de carga. Si estos no se respetan o no se está dentro de los márgenes permitidos por la ley, la sustitución puede suponer incumplimiento con las consabidas sanciones.
En el flanco del neumático vienen grabados estos datos:
- Dimensiones: Las más importantes son el ancho, perfil y diámetro de la llanta.
El ancho viene expresado en mm* (235).
El perfil refleja el porcentaje del ancho (85)
La llanta determina el diámetro en pulgadas (16)
Resultado: 235/85/16
*hay medidas americanas que siguen otros patrones en sus tamaños: diámetro del neumático + ancho + llanta (en pulgadas).
- El Código de Velocidad determina la velocidad máxima a la que puede rodar ese neumático (S=180Km/h), no pudiéndose utilizar neumáticos con índices inferiores, salvo en excepciones cuando el neumático tenga marcaje M+S o P.O.R. caso de todos los neumáticos BFGoodrich AT y MT.
- El Índice de Carga viene indicado con un código numérico que nos facilita conocer el peso (Kg) que soporta cada rueda (120=1400Kg)
Lectura completa: 235/85/16 -120S




Luis de la Puente.
Octubre 2017.



Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000