EL DESIERTO DE LOS NIÑOS 2011

Objetivos conseguidos

“Esta ha sido una de las mejores ediciones de El Desierto de los Niños”, afirmaban los organizadores del viaje a su vuelta a España. La crisis y el respeto a viajar a países del norte de África han provocado que la caravana fuese menos numerosa, pero en su séptima edición ha ganado en ayuda a los niños del desierto. Un viaje que no se habría podido celebrar sin el patrocinio de Hyundai y Aquarius, más el apoyo de la Fundación Alain Afflelou.

·        Entrega de 10.000 chalecos reflectantes en Erfoud y Merzouga.
·        Revisión de la vista a 300 niños de Merzouga y Ouzina.
·        Entrega de cuadernos, bolígrafos y lápices de colores en varias escuelas y asociaciones de la zona.
·        Entrega de ropa y juguetes donados por los asistentes al viaje y simpatizantes de la Asociación Desierto Niños.

El Desierto de los Niños ha vuelto a España después de cumplir los objetivos de su séptima edición. La caravana desembarcó en el puerto de Ceuta para tomar rumbo sur, haciendo escala en las poblaciones de Midelt y Boumalne Dades antes de dirigirse rumbo a Merzouga.

A la cabeza de la expedición rodaban los Hyundai iX35, iX55 y Santa Fe que la marca cede a la organización del viaje. Destacar que este año se estrenaba en el desierto el nuevo Santa Fe, que ha sorprendido por sus excelentes cualidades, especialmente en un terreno tan complicado como es la arena. “Sabíamos que el nuevo Santa Fe era un coche mucho mejor que el anterior, nos comentaban los organizadores, especialmente por su motor de 197 CV y la nueva caja de cambios de seis velocidades, pero debemos reconocer que en las dunas nos ha sorprendido muy gratamente, ya que se movía como pez en el agua. Moverse por las dunas en agosto, cuando hace mucho calor y la arena está muy blanda, no es nada fácil, pero el Santa Fe ha pasado todos los obstáculos con nota.”

Uno de los objetivos de El Desierto de los Niños es que los chavales españoles que forman parte de la caravana conozcan a los niños que viven en las zonas que visita el viaje, acudiendo a varias escuelas y asociaciones locales donde son los propios niños quienes entregan el material escolar a los chicos marroquíes.

El primer contacto se produjo en la Asociación Merzouga, donde aparte de entregar diverso material, se inició una de las novedades de este año, ya que junto a las familias que acuden a El Desierto de los Niños viajaba este año un Santa Fe con cuatro ópticos de la Fundación Alain Afflelou. Su objetivo era revisar la vista a los niños del desierto, para lo que se transportaba en el camión todo lo necesario para hacer las revisiones oculares y fabricar in situ gafas graduadas, si estas eran necesarias. Además, los niños que pasaban por la “consulta” se llevaban unas gafas de sol. En total entre las poblaciones de Merzouga y Ouzina se revisó la vista a 300 niños, de los cuales 30 necesitaron unas gafas graduadas.

Después de tres días entre las poblaciones de Merzouga y Ouzina, la caravana se dirigía a Erfoud, donde se realizaba la mayor entrega de material de este año. La gran mayoría de los niños de la zona van al colegio andando o en bicicleta por unas calles y carreteras poco o nada iluminadas, situación muy peligrosa para los pequeños. Esta circunstancia se acrecienta en los meses de invierno, con menos horas de luz, ya que a la hora de salida de los colegios ya es de noche. Para mejorar la seguridad de estos niños el camión solidario de Aquarius transportaba 10.000 chalecos reflectantes, de los cuales se entrego una parte en Merzouga y en la escuela guardería que la Asociación Desierto Niños tiene en Erfoud. El resto, 9.000 chalecos, se entregaron a la Association Ziz Accueil de Erfoud, en un acto al que acudió también el Jefe de la policía de la ciudad. Esta asociación será la encargada, una vez que comiencen los colegios en septiembre, de repartir los chalecos entre los niños y de concienciarles de su utilización para mejorar su seguridad en las carreteras.

El Desierto de los Niños arrancaba este año bajo el lema “Ver y ser vistos”. Ver, por el trabajo de los ópticos para graduar la vista a los niños marroquíes. Ser vistos por la entrega de los 10.000 chalecos reflectantes y mejorar la seguridad en carretera de los chavales de la zona. Los objetivos se han cumplido. Ahora toca comenzar a trabajar en la edición 2012, que volverá a su fecha habitual de la Semana Santa.


Nacho Salvador.
Septiembre 2011.







Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000