TRANSAMAZÓNICA CHALLENGE 2013 - Crónicas de la Expedición (2)

07/03/2013 TAC 2013 - Cuarto Día

Lábrea – Humaitá




"Comenzando por la rectificación de un dato informado en el diario anterior... Uno de los vehículos que deslizó y se cayó de la plancha al subir la balsa después del Angosto fue el Troller de Galvão y no el Wrangler de Afrânio y Ekio, casi que Ekio me da una paliza mañana por el error... Reuní el grupo en la plaza céntrica de la ciudad de Lábrea para una foto oficial, hora marcada 6:50hs, hora en que todos estaban allá 8:00hs. Sabía que Matteo Gallo iría a reclamar, “ô serjão, eso en un puede, siempre así, vosotros brasileños no cumplen horario, es siempre la misma cosa!”, eso con aquel acento italiano de él. Yo ya me aproximé a Matteo en el banco de la plaza riendo, y dijo “El italiano de mieeerda tú hace la TAC tres años y aún no aprendiste que es así, entienda que cuando marco a las 7:00hs sé que sólo a las 8:00hs iremos a salir”.

El personal compró hielo, todos aprovisionados y foto oficial para poder partir. Grupos divididos en dos, donde Landry/Cabaré y Matheus/Dênio salieron formando un grupo de nueve y yo/Leandro, Marcão y los demas formamos otro de nueve. Dimos un espacio entre un grupo y otro y seguimos enfrente.





Diferente del día anterior que pasamos en los atoladores con lluvia, el Sol castigaba y secaba rápido el barro, facilidad por un lado que resbalaba menos en la parte seca y dificultad por otro, pues el lodo agarraba en los neumáticos y en los chasis como pegamento y erradicaba los neumáticos perdiendo tracción, pero diferente del día anterior, donde era una sucesión de atoladas el retorno fue más tranquilo, casi todos atolarom, pero menos que el día anterior.

Pasando por los atoladores con pie a fondo y brazo en la dirección, fue así el retorno entero. Como la multitud ya estaba más afinada y con mucha experiencia de la ida fue más rápido el retorno y evitamos quedarnos cogidos y quien pasaba seguía enfrente en dirección a la balsa para desahogar el pasaje e ir siguiendo en pequeños grupos de vuelta a Humaitá.





Después de algunas atoladas el Peruano Raul resolvió colocar corrientes en las ruedas, lo que vendría a perjudicar el conjunto de prisioneros y cerdas, aliada al accidente en su llegada Humaitá, con eso fue yendo más despacio y quedándose a mi cargo lo conducí de vuelta. En el camino la rueda trasera izquierda saltó fuera, reventaron los prisioneros, comenzaba así una epopeya que duraría hasta a las 01:30hs, hora en que yo, Manfred, Caveirão y el Peruano llegamos a Humaitá.


Y cuando llueve todo cambia.

Hablaba que por no haber llovido en la noche anterior y el Sol fuerte los atolladeros en los 60 km próximos a Lábrea se quedaron menos problemáticos de pasar, pero los 100 primeros km de Humaitá hasta Lábrea, sufrieron con dos días de lluvias y volcó un gran atolladero, más emoción en la vuelta!

Y cuando se creía que después del Angosto la cosa me quedaría un 100% tranquila es  cuando comenzaron más atolladeros y unos y otros fueron enganchándose, pero la multitud no quería eso? Los grupos siguiendo, atolando y saliendo y en el final comenzaron a llegar a Humaitá alrededor de las 22:00hs hasta el último grupo formado por mí, Caveirão y el Peruano, pues dijo Manfred que siguiera sin nosotros, andábamos lentamente y el sueño estaba cogiendo a Manfred, que cansado y aún recuperándose del susto que pasó. Aquí se queda la pista que una noche de lluvia puede cambiar completamente una carretera con atoladores enormes, o sea, hoy no es mañana.




Cuando todo se hace un gran riesgo.

La carretera para Lábrea es, en muchos tramos, peligrosa, escurridiza con caidas con hasta cuatro metros de altura y llena de agua, escurridiza, traidora, en el Angosto antes de la balsa peor aún, si en la ida sufrimos, en la vuelta nuestro ultimo grupo más aún, pues llovió mucho y ya oscureciendo. Tensión y para empeorar Raul inventa de ir por el lado errado y se queda colgado del barranco, casi cayendo, fue cuando Manfred colocó el guincho de la Cheroka en la Land Cruiser y cogió el vehículo hasta yo conseguir atravesar y llegar para ayudar. Mucha tensión, riesgo de vida y Raul casi estirando la Land Cruiser junto para el agujero. Anclé la Land Cruiser y quitamos Raul de la situación de riesgo, ahora era la Land Cruiser que estaba resbalando, y no paraba de llover. Guincho trabajando hasta conseguir un pie de Macaíba para poder anclar y quitar la Land Cruiser de la situación de riesgo. Todos tensos y llega Caveirão y estira la Cheroka. Seguimos enfrente y muchos otros atolladeros siendo vencidos, mientras eso los demás seguían hacia Humaitá teniendo sus partes de emoción, finalmente el camino estaba destrozado, dejando con más emoción el retorno.
Ya era 01:30hs cuando llegué con Raul/Jessica y Caveirão (Luciano, Luciano y Paulo), en Lábrea, comemos un sandwiche en la plaza y directo para el hotel a descansar, prometí que sólo iría a despertarles después de las 10:00hs, a las 07:00hs estaba meneando en el coche."


Humaitá – Lábrea – Humaitá

Terminamos la primera parte de la expedición y creo por lo que percibo en los participantes, la alegría de que hayan vivenciado la emoción que fue andar por la ultima frontera de la Transamazônica. Mucho lodo y muchos obstáculos, inclusive obstáculos que colocaban nuestras vidas en riesgo, pero la prudencia y atención hizo que todo ocurriera con éxito. Llegar a Lábrea fue una gran victoria, finalmente algunos, así como yo, rodaron más de cinco mil km para enfrentar ese desafío, que no se resume en lodo y sí en aventura.

Yo digo mucho a los participantes que se quieren trilla de lodo pesado se queden en sus ciudades y espere el periodo de lluvia, aquí el lodo es parte del contexto y a las veces ni siempre, pero la aventura de superar todos los obstáculos en locales muchas veces abandonados a la suerte, donde todo lo que vivenciamos es parte de un contexto mayor, sea por una balsa precaria, por una área inundada, por un loco que necesita andar 200km de atolladeros para quitar el seguro o simplemente mirar hacia el cielo y apreciar una pareja de hubiste arado azules, ver monos atravesando la carretera, culebras, lluvia y los niños en la beiradas de los ríos a que se bañen. Es poder montar un campamento bajo una lluvia, pasar la noche escuchando los pingos del agua que cae en el techo de los coches llenos de lodo, fraternizarse con decenas de personas que nunca viste y hacer nuevas y grandes amistades.
TAC es eso y mucho más, lodo es sólo un templo, pero el plato principal es la aventura.

En cuatro días de convivencia descubrimos más cosas en común con personas de miles de km de nuestras casas que muchos que viven al lado, aprendemos a trabajar en grupo, descubrimos lideres, descubrimos amigos, descubrimos que realmente es compañero y finalmente descubrimos nuestros límites.
Hasta el momento, todo bien, es aún pronto, pero todos han sido compañeros, en los momentos de peligro el estrés es eminente, pero después las conmemoraciones superan y las paces son hechas. En este pequeño tramo de nuestra epopeya para 2013 descubrimos parceirões, como el personal de MS, todos a bordo de Caveirão (Luciano Garcia, Luciano y Paulo Tosi), compañeros para toda obra, siempre ayudando y rescatando juntamente con Sergio, claro que todos los demás ayudaron, porque sería imposible sin ayuda de todos, pero algunos se destacan, sea por la prestabilidad, por el follón que hacen, por las locuras...

Infelizmente mañana los nuevos amigos y compañeros de aventura, Manfred, Aníbal y el reporte cinematográfico Ricardo (Bolivianos) y Raul y Jessica (Perú), irán a despedirse del grupo y retornar para sus países, el personal de Bolivia debido a cuestiones de trabajo y los Peruanos debido al accidente que dejó secuelas en la Cherokee y por eso se queda complicado seguir adelante. Raul ya dijo que en 2014 viene más preparado y con mucha más experiencia.
Gracias amigos por la asociación y por esa gran aventura!

Vivimos Lábrea, vencemos Lábrea, seguiremos enfrente y Manaus nos aguarde!




08/03/2013 TAC 2013 - Quinto Día

Este día los participantes aprovecharon para revisar los vehículos que fueron muy castigados en el trayecto de ida y vuelta a Lábrea.
Durante el trayecto de Lábrea – Humaitá, tuvimos los siguientes problemas:

- Troller 3.2 Galvão: avería en la injección, tuvimos que intercambiar el Diesel, que era S10 por otra S10 que estaba en la reserva, intercambiamos el filtro de combustible y resetamos la central, después de 30 minutos de sufrimiento y mucha reza hecha madre-de-santo de Bahia Madre-Bocca, dio todo correcto.
- Land Rover 90 de Assueiro: el escape necesitó ser serrado para dejar el motor respirar.
- Toyota Hilux 2.8 de Landry: rodamiento del tirante del hidráulico estropeó.
- Cherokee de Raul: quiebra de las cerdas de rueda.
- Todos los vehículos necesitan intercambiar las pastillas y lonas de freno.

Algunas frases del tramo Humaitá – Lábrea – Humaitá

- “Caveirãooo, me ayuda!”
- “Viene Caveirão, viene Caveirão, viene a quitar el Marcão!”
- “Sus bandos de P@#$! Eso aquí no es Disneylândia no!”
- “Vixe! Dormí en el colchón mojado y con la barraca empapada! Madre del cielo!”
- “Vamos a trabajar en la inteligencia!”
- “Podemos volver!?”

Atoladas:
En el retorno los que no habían atolado terminaron entrando en la estadística, entonces Landry atolou dos veces, el Peruano Raul unas cuatro veces y yo una vez, solamente Caveirão no atolo, pero casi que entra hacia la estadística, pero fue salvo por los bloqueos.




09/03/2013 TAC 2013 - Sexto Día


Como no todos los vehículos estaban listos el viernes, resolví salir con el grupo en el comienzo de la tarde y a las 14:00hs cogemos la 319 rumbo a Manaus, teníamos casi 700km hasta el final de la primera fase de la TAC 2013.



Inmediatamente en la salida la Hilux de Landry perdió un neumático, estalló y se quedó inutilizable, a pocos kilómetros del trébol que sigue hacia Manaus el Land Rover Defender 90 de Assueiro estalló la bomba de agua, que había intercambiado a menos de 10mil km, como había llevado una sustituta, intercambiamos. Durante ese tiempo mandé que el convoy siguiera mientras me quedaba, juntamente con Caveirão, arreglando el Defender. Después de que terminemos el cambio de la bomba seguimos enfrente, pocos kilómetros después estaba el Troller de Jorge con su navegador Luis parado, el bujão del diferencial delantero había caído y hubo entrado lodo, además de eso, su alternador no generaba cosa que vendría a asolar más Trollers en pocos kilómetros.

El grupo que seguía en el frente paró para ayudar un autobús atolado y en la tentativa de desatolar el mismo quebró, fueron recolocadas algunas personas en nuestros vehículos posibilitando que personas con alguna necesidad urgente llegara al destino 20 km al frente en la villa de Realidad, mientras eso desplazábamos para encontrar el grupo, con el Troller solamente en 4x2, muchos atolladeros y agujeros. Antes de la villa a la Hilux subió de temperatura y llegó al rojo, y fui estirado por lo Caveirão, evitando daños al motor.



En un atolladero anterior tuve que retornar para rescatar el Troller de Jorge y el protector del cárter arrancó un tornillo, alcanzando el radiador y provocando una fuga. Como estaba a 4 km de la villa y ya era noche, preferí ser remolcado y dejar para resolver el problema en la mañana siguiente, ya que iriamos a dormir en la villa. Durante el recorrido hasta la Villa encontramos una ranchera atolada y un camión, Caveirão tuvo que quitar los dos, si no, no conseguiríamos pasar, tarea dada, tarea cumplida y Caveirão casi tumba, pero consiguió salirse perfecto más una vez.

Al llegar a la pequeña villa descubro que un troller más anda con el mismo problema en el alternador y fuimos todos dormir.




10/03/2013 TAC 2013 - Séptimo Día

"En la mañana siguiente arreglé un serralheiro para desempenar mi protector y soldarlo en el lugar, ya que no podía seguir de viaje sin él. Mientras eso yo y Leandro desmontamos el radiador y verificamos que la parte inferior de la tetera estaba trincada y amasada, Landry hizo la reparación con resina de dentista y pronto probamos y colocamos en el local. Además del atraso para salir aún tuve que pagar R$ 150,00 (maldita hora que no acerté el servicio antes, pues acá entre nosotros fue un absurdo lo que él cobró por un desamaso, pero tiene día que somos robados). Mientras eso el personal reparaba la fuga del diferencial delantero del Troller de Jorge Carioca y hacían limpieza en los alternadores para ver si volvían a funcionar.

Seguimos en dirección a la balsa de Igapo-Açu y con los Trollers sin cargar las baterías, hacíamos cambios entre ellos para poder continuar, fue cuando el Troller de Bocca también paró de generar al mismo tiempo en que el Troller 3.2 comenzó a fallar nuevamente, aún siendo aprovisionado solamente con Diesel S10 y haciéndonos andar con más de 140 litros extras solamente para el 3.2.



El Troller andaba en modulo de seguridad, no pasaba de 1.200 rpms e inmediatamente después el Land Rover Defender 110 de Hugo para de funcionar. Paramos en la primera torre de la Embratel a cerca de 4 km de donde la 110 paró de funcionar y antes de anochecer, una parte del grupo fue a hacer nuestro cena, churrasco para variar mientras desmontabamos los alternadores de los tres Trollers y el mecánico Luciano dueño de la Mecánica Son Benedito de Campo Grande MS, cuidando de la 110. Cerca de medianoche andábamos con los Trollers funcionando, por lo menos la parte de generar, todos andaban con los cepillos presos y mucho lodo en el sistema, en el 110 fue la válvula eléctrica de la bomba inyectora, menos mal que Sérgio Mineirinho tenía una de reserva en su Land 90 . El Troller 3.2 no tenía modo y ya no funcionó. Churrascão en la Torre con barbacoa pilotada por Media-Foda y cerveza helada para quitar el barro."




Amplía información: www.tac4x4.com


Sergio Holanda.
Marzo 2013.








Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000