TRANSAMAZÓNICA CHALLENGE 2014 - Crónicas de la Expedición (1)

1º Día de la TAC 2014.
18/03/2014 - Primer día de la expedición (Fotos: Participantes de la TAC). Relato por Sérgio Holanda.


Nuestra previsión de salida era el día 17/03, lunes inmediatamente pronto, pero debido a problemas en los vehículos que enfrentaron la 319 se quedó aplazado para el día siguiente. Para no quedarse parado mucho tiempo el personal de Novo Hamburgo – RS que había llegado antes a Manaus siguió hacia Boa Vista y Santa Elena (Venezuela), donde nos esperaría. El lunes fue rápido, muchas cosas para resolver y el coche de Media (Matheus Cardoso) se quedó pronto ya era más de media noche, aquí una gran prestabilidad de Sena, socio de Dakar Auto Center, en reparar y dejar la L200 lista para la Expedición, finalmente abrir y cerrar un motor en dos días fue hecho, además de las revisiones generales.



Salimos medio atrasados. El personal de Pelotas perdió la hora y atrasaron un poco la salida del convoy. Seguimos en dirección a Santa Elena en Venezuela, nuestro objetivo era llegar a Sierra del Sol y teníamos 1.000km por el frente. Convoy reunido, broma de siempre y seguimos enfrente, teníamos un largo camino a recorrer, una gran y peligrosa aventura.

Peligros en la Sierra del Sol: El año pasado mi amigo Cleomano, pernambucano de Sierra Telhada y que vive en Manaus desde 2007, amante del Off Road y aventurero, me había contacto de las maravillas de Sierra del Sol para nosotros los Off Roads y amantes de aventura. Además de él, Claudionor Junior y otros aventureros de Manaus habían hablado de como era fantástica la trilla para Sierra del Sol, pero también de como es peligrosa y que ya había victimado a personas en sus innumerables trampas, además de haber destruido muchos vehículos. Toda aquella conversación me dejaba más fascinado por el trayecto, por la aventura, esta necesitaba estar en mi currículo, por eso escogí Sierra del Sol como principal aventura de la TAC 2014, diferente del lodo que estamos acostumbrados, pero de tamaña grandeza y gran dificultad técnica.



A finales de la tarde llegamos a Boa Vista, un convoy de once vehículos, con desplazamiento medio de 77,9kmh, una buena media para vehículos pesados y con neumáticos de lodo, yo aún resolví probar la resistencia de los neumáticos remolds que estaba usando y seguí por el asfalto con ellos.
Antes de llegar Boa Vista tuve un irritante incidente, aprovisioné en un puesto en la carretera y el diesel damnificó el ingreso de las tres Hilux, incluyendo la mía, potencia baja, no pasaba de 80km/h eso estirando en marcha baja, una preocupación cuanto la Sierra del Sol, de hecho una preocupación más.

En Boa Vista fuimos recibidos por amigos offroads de la ciudad, charlamos, foco siempre como deberíamos de comportarnos en Sierra del Sol y en Venezuela, finalmente entraríamos en un Parque Nacional.
Estábamos actuando contra la Ley, visto que la reserva en Brasil es prohibida de ser visitada y en Venezuela ídem, sin embargo allá es más fácil burlar la fiscalización al adentrar en la reserva, me disculpen la imprudencia e irresponsabilidad, pero valió cada minuto de miedo de que seamos presos por la Guardia Nacional Venezolana, aún más con el País en conflicto. La vida es una gran aventura!


2º Día de la TAC 2014.
19/03/2014 - Segundo día de la expedición (Fotos: participantes de la TAC). Relato por Sérgio Holanda.


Encontramos los gauchos en Santa Elena, combinamos de seguir hacia Sierra del Sol separados, ellos fueron al frente. Algunos problemas en la salida y terminamos saliendo más tarde, pero con la intención de encontrar el personal de Novo Hamburgo en la entrada de la trilla. Como ellos tenían el tracklog podrían ir adelantando. Nuestro Guía era el más indicado de Manaus y también de Boa Vista, inclusive también es mecánico y sería importantísimo en nuestra caminata.



Entramos en el Parque, pero antes pasamos por dos Barreras Policiales, pero no nos pararon, sólo nos cuestionaron, de hecho a mí, donde iría el grupo, mentira básica y seguimos en parejas o tríos hasta la entrada del Parque Nacional. Grupo reunido, fotos, una oración pidiendo por nuestra seguridad y pronto, estábamos en las carreteras de suelo siguiendo en dirección de una gran aventura.



Seguimos en una Savana, “ Gran Sabana”, y llegamos la una trilla abierta en el brazo en medio de una matinha, nuestro primer obstáculo era atravesar un rio con nivel de agua bajo, pero con un paredón de escalada del otro lado del margen. Fui al frente con el guía, subí, no fue fácil mi Hilux andaba con problema de potencía referente al diesel adulterado, pero conseguí subir con cierta facilidad. Ahora era el Peruano Raul, segunda vez en la TAC, comenzó a subir bien, pero después del medio de la rampa dejó su neumático subir en la lateral del barranco, como su coche posee más de 300cv no paró de subir, aunque gritaba para él parar no escuchó y el frente ya no cogió, inició una capotagem para otro, susto enorme, estaba todo bien con todos, fue sólo un gran susto, pero con serias averías, radiador estallado, resorte trasero arrancada, amortiguador quebrado, techo de fibra quebrado, etc., en la verdad es lo de menos que se podía imaginar después de un accidente como ese.



Todos alrededor fueron a socorrer a Raul y Jessika, estaban bien, después desvirar el vehículo y los Pelotenses, que trabajan con mecánica, comenzaron a intentar hacer el vehículo funcionar, cosa que realmente hicieron y se quedó acertado que Guía iría con Media (Mateus Cardoso) el Peruano hasta la ciudad y allá él quedaría unos días recuperándose del susto y el vehículo siendo arreglado para juntarse a nuestro grupo en la segunda fase. Aguardaríamos el retorno de Media y Guía Evandro. Alexandre, líder del grupo Pelotense quería llevar a Raul hasta la ciudad, pero expliqué como sería hecho y él concordó. Alexandre, de naturaleza muy agitada e imprevisible, dijo que no abandonaría al Peruano y que retornaría con él para poder reparar el Wrangler. Después de los primeros obstáculos vi que no sería posible que aquel Wrangler pasara en la mayoría de los obstáculos debido a su bitola. En la primera mata que atravesamos tendríamos que cortar arboles para que fuera posible pasar, además de eso las subidas con paredones laterales harían con que el neumático subiera en las laterales y el vehículo volcara, así como fue de la primera vez, sólo que con un agravante, con caídas por encima de 100 metros de altura, una verdadera pesadilla.



Vehículos Preparados: Serra del Sol es una trilla con aproximadamente 117km, sin embargo en un grupo grande lleva en torno a dos días para llegar. Claro que algunos problemas en los vehículos nos atrasaron un poco, pero también es una trilla que no permite abuso del vehículo, si no quiebra, y quebrar en medio de la nada es una gran pesadilla!
El vehículo ideal para Sierra del Sol es un 4x4 con bloqueo de diferencial o diferenciales o un bloqueo inteligente, guincho y neumáticos Muds con por lo menos 33”x10,5“, pero principalmente un vehículo que sea extremadamente confiable y bien revisado.



Por encima de todo, lo más importante para llegar la Sierra del Sol es tener paciencia y mucha atención por donde anda. Son subidas con inclinaciones por encima de 45 grados encima de piedras sueltas, tierra fofa y agujeros que tumban el coche, volcar para tras hará con que capote por más de 30 metros, pasajes en los ríos que se que no tuviera cuidado y salir del raíl se caerá en un agujero y la corriente llevará su coche.
No, no estoy queriendo asustar nadie, pero hacer esa trilla no es para cualquiera, simplemente es un gran desafío para maquina y para la mente, superar los obstáculos y superar el miedo es algo que se hace cada kilometro. Realmente no es lugar para débiles!



Cerca de un 95% de los presentes en el convoy dicen que nunca más volverán, otros, un 5% se dividen entre tal vez un día o sí volveré, de hecho creo que sólo yo pienso en volver aquí brevemente. No es porque no vale la pena, pero estar un 100% del tiempo sobre un estrés constante de accidente inminente, quiebra de coche y miedo de acontecer algo es permanente, claro que en muchos momentos las bellezas impar de ese lugar nos hacen viajar y olvidar por algunos momentos del sufrimiento psicológico que pasamos.







El transcurrir del primer día, después del accidente con el Wrangler de Raul, todos tenían un pensamiento unanime de que se él o los “Pelotas” continuaran el trayecto tendríamos un accidente grave, sea por la incapacidad técnica del Wrangler de Raul, muy preparado para ese trayecto o por el modo intrépido y falta de obediencia en las órdenes demandadas por la organización de Alexandre y la altura excesiva de las SW4 de Pelotas. La verdad todo tiene un motivo y tal vez la salida de los tres vehículos fuera una procura para que ellos no pasaran por problemas mayores y el grupo ídem, nada en la vida es por casualidad y Sierra del Sol no admite imprudencia, exceso de coraje o falta de control.

Después del retorno de Raul comenzaron las pirambeiras, subidas con más de 100 metros, ángulos absurdos y mucha piedra suelta. Curva en los altos de los montes cerradas, un error y se cae 20 metros de altura o incluso 200 metros. Matas con atolladeros absurdos, zanjas que engullían nuestros coches. A finales de la primera sierra que subimos copiamos los gauchos de Novo Hamburgo, que estaban a nuestro frente, marcamos de que nos encontremos donde ellos pararan para acampar, seguimos nuestro trayecto, muchos tramos que dejan a cualquiera asustado, Domenico 1 y 2, Retentor, Piriquitinha, Ladeira del indio, Retentosinho, Subida de los Marcos, etc. estos son algunos nombres de los lugares más peligrosos que enfrentamos, siempre el nombre es bautismo de algo, ahora donde Raul volcó se quedó conocido como Ladeira del Peruano y así va.
Mi mayor problema era mi coche, que aún fallaba debido al diesel que me dejó sin potencía, la pesadilla de quedarse en medio de una subida era grande, además de eso, estaba usando los neumáticos errados para el tipo de terreno, me hacían caerse en los facões dejados por las lluvias y aliado la falta de potencía era un gran desafío.





Rodamos el día entero, llegó la noche y estábamos en un lugar no muy bueno para acampar, pedí a Evandro que se fuera posible y él se sintiera confiante en el grupo nos llevara por la noche hasta un igarapé para que acampemos, él habló que cuatro kilómetros después de los indios, había una pequeña aldea en medio de nuestro trayecto, sólo que para llegar tendríamos que descender la Ladeira del indio de noche. Coloqué el grupo para rodar informando que era preciso para poder acampar en un buen lugar, seguimos por la noche, no mucho, pero cogemos el peor tramo a la noche, tiene un lado positivo, por los menos no se veía la altura de la caída...
Nos aproximamos a los indios, algunas sierras atrás, los gauchos copiaron nuestro radio y nos informaron que estaban acampados en la aldea que no deberíamos descender debido al peligro que pasaron durante la tarde en aquel tramo, pero adrenalina a mil seguimos enfrente, pero no nos quedaríamos en la aldea, una vez que Evandro nos habló que los indios son complicados y suelen extorsionar a las personas que por allí se quedan.
Descendemos al pocos y llegamos a los indios, para pasar por la tierra de ellos cobraban R$ 30,00 por coche, habían cobrado R$ 50,00 al personal del Sur para que puedan pernoctar, como sabíamos que era confusión no iriamos, el jefe de los indios se irritó con eso y cobró los mismos R$ 50,00 por coche para que no tuviéramos problemas, pero aún así el pasaje fue estresante, confuso y dijimos a los gauchos que nos sigan, se quedaron medio sin entender, pero resolvieron en seguir delante del clima tenso entre nuestro guía y el cacique, desarmaron campamento y nos siguieron, pero aún así tuvieron sus cubiertos y utensilios de cocina robados por los indios. Después del clima tenso seguimos para un igarapé donde hicimos nuestro campamento.



Peligros y deslumbre: El primero día pasamos por varios tramos peligrosos, muchas veces veíamos un coche parado en medio de una subida ardua aguardando el coche del frente colocar el guincho y estirar, tensión absoluta, finalmente si el freno fallara estaría a pocos pasos de un accidente que podría segar vidas.
Cada subida un desafío para el piloto y para la maquina, confianza total en el equipamiento y en nuestro guía, fueron momentos tensos, pero llegamos a nuestro primer campamento.A la noche los grupos se quedaron separados, pero aún así interaccionando, era primera noche de campamento con el grupo casi completo.




Amplía información: www.tac4x4.com


Sergio Holanda.
Marzo 2014.









Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000