TRANSAMAZÓNICA CHALLENGE 2014 - Crónicas de la Expedición (3)

5º Día de la TAC 2014.
22/03/2014 - Quinto y sexto día de expedición (Fotos: participantes de la TAC). Relato por Sérgio Holanda.




La vuelta de Sierra del Sol. Yo casi no dormí, como me gusta la red no armé la barraca, armé mi red dentro de Tapera creyendo que las lonas que colocamos para hacer la cocina reduciría el viento, mera ilusión, la noche se quedó con sensación térmica por debajo de 10 grados y vientos fuertes soplando constantemente, barbilla batiendo sólo me faltó coger el notebook y comenzar a producir el diario, así como analizar todo nuestro trayecto, crear planos pro futuro y vislumbrar aquella noche estrellada y fría a 1.200 metros de altitud en medio de la Gran Sabana. Una de los analisis que hice fue sobre nuestros vehículos y lo que es ideal para esa trilla, llegué a la conclusión que realmente el Wrangler de Raul con toda preparación no era compatible con el terreno, ni tan poco las SW4 de los Pelotenses, entonces viene aquella conciencia de que nada en esa vida es casual, ya que el hecho de que los tres vehículos estén fuera del grupo contribuyó para que tuviéramos éxito, procura divina, universo conspirando, sea como que sea todo aconteció de la forma como tenía que acontecer.



A los pocos el personal fue despertándose, Bocca con sonido alto con la música del buen día expedición, que tiene uno como refran “cadê los cachaceiros?” y en poco tiempo todos preparándose para arreglar nuestras cosas, recoger nuestra basura y que abonen el suelo de la Gran Sabana. A las 9:30hs el convoy comienza a desplazarse, el Vitara de Morales (Vovo) andaba con batiría cargada y seguimos para nuestro retorno, como el grupo ya estaba afilado con la forma de conducir en aquel tipo de terreno la cosa fluyó bien, desplazamiento medio, más rápido, ningún contratiempo como en la venida (capotagem de Raul y Wrangler quebrado) que nos hicieron perder mucho tiempo y en el fin de la tarde estábamos en la Aldea de los Indios.



Durante el desplazamiento el descontrol de siempre, el follón en lo radio y el silencio en los obstáculos más peligrosos, sin embargo el mote del día era la fiscalización en la boate gay. Tranquila, voy a explicar! Como todos saben existe aquel estigma de que gaucho es viado y tal, cosas de nuestro folclore, entonces después del incidente con el participante que desconectó el Sonido del coche de los gauchos, donde estos estaban reunidos debajo de un puesto, juntamente con otro participantes de la TAC, y como el personal no perdona, se creó la estória de que un fiscal de las buenas costumbres llegó en el campamento gaucho, desconectó el sonido y mandó parar el viaje. Vosotros no tienen noción de como esa historia rindió, reiamos compulsivamente en la radio, mientras uno preguntaba, “muchacho, como fue aquella historia de que cerraron la boate gay ayer la noche?” y respondía, “pues es, estaba la mayor viadagem, todos bailando I Will Survive y de pronto llega un fiscal de las buenas costumbres, desconecta el sonido, chuta la puerta y manda acabar con la viadagem. Fue viado corriendo para todo que es lado”. Simplemente un día provechoso de muchas carcajadas.

Los indios pensaban que iriamos dormir cerca de la Aldea y no subir la Ladeira del Indio y el aborto de la Piriquitinha, finalmente estaba atardeciendo. Subida inclinada en curva y sin lugar para hacer la vuelta, teniendo que acelerar, derrapar y conseguir ensamblar el coche para subir en una sóla cogida, una verdadera pelea de brazo con el vehículo y el camino y todo eso con sólo una hora de luz del día.

Todos los zequinhas listos y comenzaron a arreglar la subida con piedras dentro de las zanjas y batiendo semi-ejes en puntos estratégicos para poder colocar el cabo del guincho y auxiliar en la subida. En el coche aguardando la liberación de la pista para despegar y de esa vez feliz, pues el diesel venezolano, que es puro y no esa sopa de porquerías vendidas en Brasil había limpiado mi bomba y con eso la Hilux andaba con potencía total, llené el motor, segunda reducida, bloqueo accionado y pie en el control de acelerador. Comencé a subir, cuando percibí estaba en el tope de la Ladeira del Indio, bocinazo, gritos de euforia en la radio y mucho incentivo pro grupo, si yo conseguí, ellos consiguen también. Para quien nunca fue, mirar por foto que no se tiene condiciones de imaginar las inclinaciones, para tenerse idea en buena parte de ellas se sube de cuatro patas, pues es imposible quedarse en pie, y es en ese escenario que subimos y descendemos. Todos comenzaron a acelerar y cuando percibimos todos estaban en el topete antes del aborto de la piriquitinha, éxito total, 13 coches subieron sin ningún incidente y sin necesitar de guincho, vamos para próximo desafío.



Aborto de la Piriquitinha es una ladeira ardua, con peñascos de lado y en medio de ella una curva de 90 grados con gravas sueltas, donde los vehículos derrapan y entran en X. El problema aquí es acelerar demasiado y pasar de la curva, va a caer unos 50 metros de altura, pero el paisaje vale la pena, si el vehículo derrapa y quieres volver para tras, freno no coge, pues derrapa en la grava y hay unos 50 metros de caída libre. Uno de los participantes, debido a un trauma antiguo congeló y pidió a un amigo que subiera con su coche, era la segunda vez del día que hacía eso, pero una cosa es correcta, fue hombre suficiente para asumir su miedo y decir, remolquen mi coche o suban con él. Todos pasaron, con una cierta dificultad, pero pasaron, menos la L200 Triton, que patinó y no conseguía subir, y desciendo sin freno se quedó en situación complicada, pero ahi colocamos el guincho y guinchamos.

Oscureció y el ultimo vehículo llegó al tope de la “piriquitinha” y una vez más intercambiamos a batería del Vitara, Playmobil movido a batería 12v. Continuamos nuestra jornada, ahora eran descendidas arduas y escurridizas, “Domenicos” entre otras, pero como para abajo todo Santo ayuda y el Diablo empuja, fuimos venciendo los obstáculos, ya cerca de la Ladeira de Raul, donde el Peruano capoto y marcó su nombre en la Sierra del Sol, había una subida ardua, medio larga sólo que con caja de huevos, o sea, lleno de agujeros que hace que el coche entre en X en la subida, perdiendo adherencia, para el Vitara, sin batería y corto fue un sufrimiento, se quedó en medio de la ladera, Arnaldo descendió del coche de Bocca y colocó una faja para remolcar, ahora era monte a encima y abajo hasta encontrar un local para intercambiar la batería del Vitara y seguir enfrente, por muchas veces el Vitara salió del raíl y sólo no me caigo 10 o 20 metros de altura por estar siendo remolcado, Morales casi que enfarta de tanta emoción, pero todo dio correcto.

Después de un descenso de piedra inclinada existe una curva a izquierda dentro de una pequeña cascada. Para pasar era necesario que estirara el vehículo bien para la derecha y después jugara para izquierda librando un agujero grande que puede tumbar el vehículo. Como soy el vehículo que estira el convoy inicié la maniobra, sólo que mucho por la derecha la base de la pequeña cascada de 5 metros de altura cedió y la rueda derecha de la Hilux se quedó colgada, las ruedas traseras levantaron y en segundos Evandro saltó fuera de la Hilux, estaba tumbando para dentro del agujero con más de 5 metros de altura, abrí mi puerta, pie en el freno en la única rueda que tocaba el suelo y proyecté mi cuerpo para fuera, estabilizó la Hilux, pero estaba en la posición de saltar fuera si ella fuera a caer en el agujero, donde me caería de frente y capotaria más para bajo. Cogí la radio y hablé sólo “estira para tras, estira para tras...”, en pocos según Lucas Cassio, hijo del Jerri, que estaban en el Troller atrás de la Hilux, colocó el guincho en el parachoques trasero y comenzó a estirar, todo muy rápido, reacción rápida y tan tensa la situación que nadie hizo foto, sólo miraban perplejos ladera arriba la Hilux colgada con las ruedas traseras en el aire. Pasado el susto continuamos en dirección a Ladeira de Raul.

A la noche la visión engaña y cuando miramos el Río que iriamos a atravesar la impresión es que había subido unos 2 metros y miré a Evandro y él me miró y dijimos juntos “ahora fudeu!”. Evandro descendió del coche y fue a mirar con la linterna, ilusión aún, el río estaba en el mismo nivel y comenzamos a descender la ladera de Raul y subir el otro lado del margen atravesar una matinha y llegar al portón de salida del Parque Nacional Venezolano. Parada para un breve Briefing y todos de manos dadas y rezamos una vezmás, ahora agradeciendo la gracia de que hayamos todos ido y retornado con salud y sin incidentes graves, habíamos llegado todos perfectos.

Directo para Santa Elena, hotel para pernoctar y seguir hacia Manaus el día siguiente, revisión en los vehículos y preparación para la segunda parte de la TAC 2014.


6º Día de la TAC 2014.
23/03/2014 - Sexto día de la expedición.


El día siguiente todos se dividieron, algunos partieron más pronto, como Diullio y su esposa, pues tenían un avión para coger el mismo día la noche en Manaus y despachar el coche de vuelta. Meia y Vovo salieron pronto, con el Vitara teniendo que intercambiar la batería necesitaban llegar pronto a Manaus, además de que no pudieran correr mucho existía la barrera de los indios Waimiri Atroairi en la BR 174, que conecta Manaus Boa Vista, que cierran la carretera entre 18:00hs y 06:00hs, y nadie pasa!
Absurdo, pues la conexión entre dos capitales es interrumpida todos los días por 12 horas. El convoy siguió dividido y algunos llegaron a la reserva en la boca del tiempo de pasar, pero nos quedamos yo, Afranio, Fileno y Marcão atras, debido a problemas en mis neumáticos, Fileno perdió un neumático y Afranio debido a las paradas para aprovisionar el Wrangler no conseguiríamos llegar a tiempo de pasar por la barrera y Marcão como estaba acompañándonos, terminamos durmiendo en una ciudad antes, lo que nos atrasó en un día, finalmente estábamos a 530km de Manaus.


7º, 8º y 9º día de la TAC 2014.
24, 25 y 26/03/2014 - Séptimo, octavo y noveno día de la expedición. Relato de de Sérgio Holanda.


Revisión de autos en Manaus: revisión y preparación.
En Manaus los vehículos fueron para su revisión y el personal de compras para el viaje en balsa y la selva de Jurita a Itaituba.
Informes de los vehículos:

- Troller Cowboy - Ajuste de frenos e intercambio de pastillas, cambio de aceite de diferencial delantero contaminado;

- Troller Normelio – Llegó remolcado, perdió la bomba de agua, casi golpeo el motor. Bomba de agua aceite, cambio de aceite de diferencial delantero contaminado;

- Troller Garfão – Cambio de aceite de diferencial delantero contaminado, cambio de retén delantero, cambio de amortiguador delantero OffShock qeu reventó, sustitución de pastillas de freno traseras;

- Troller Fileno – Compra de neumático nuevo, uno de los BF KM2 deformado por completo, defecto de fabricación, cambio aceite diferencial delantero contaminado;

- Troller HC - Cambio aceite contaminado diferencial delantero;

- L200 Matheus - Ajuste de frenos, cambio sensor de BI;

- L200 Savana Diulio - Enviado coche por transporte, no ha sido revisado;

- Toyota Hilux 2013 Marcelo – Cambio pastillas de freno;

- Toyota Hilux 2002 Serjão -  reglaje de freno, cambio de aceite diferencial trasero por kilometraje (sin contaminación) y colocación un juego de muelles adicionales en vigas posteriores debido al peso excesivo para el juego de neumáticos y más carga extra.

- Ford Ranger Marcão – Intercambio de ballestas de suspensión, pivotes y bujes;

- Wrangler 2012 Afrânio - Fabricación de una nueva transmisión, que la original estaba rota, cambiar las zapatas de freno;

- 2 SW4 de Pelotas – El grupo decidió regresar a Santa Elena;

- Wrangler Raul – Después de accidente decidió regresar.

- Suzuki Vitara 1998 Vovó Morales – Fallo eléctrico.


10 y 11 día de TAC.
27 y 28/03/2014 - Décimo y undécimo día de la expedición. Relato de de Sérgio Holanda.


Balsa para Juruti. Fileno, debido a la necesidad del retorno profesional envió su Troller por transporte y seguido por avión, éramos once vehículos y locos para moverse, nadie tuvo que permanecer en Manaus, después de todo queremos girar y seguir adelante con nuestros desafíos.
Después del almuerzo nos fuimos a la balsa y al final de la tarde estábamos organizando los vehículos y acampando con lonas y preparando la parrilla.
Compramos una parrilla, bolsas de carbón vegetal, 60 cajas de cervezas, 60 libras de carne, la mayoría picanha, refrescos y agua mineral. Barbacoa encendida, espuma de poliestireno llena de cerveza y hielo y comenzó el partido. Las primeras horas fueron relajadas, luego empezó a llover y algunos comenzaron a lanzar en sus tiendas, otros se quedaron y la lluvia se convirtió en tormenta, parando la balsa al lado del bosque para esperar que reduzca la presión de la lluvia y podamos continuar.
En este período de tiempo hubo un desacuerdo entre dos participantes, malentendidos y mala broma generando animosidad, pero después de muchas habladurías han regresado a la fiesta.
Al final de la noche, Léo, Afrânio y yo hablamos mientras que Leo tocada la guitarra y cantamos.
Todos durmiendo y la lluvia, fuerte tormenta golpea otra vez la balsa una vez más termino en la orilla, sólo que esta vez golpeando algunos árboles,las mayoría dormía tan profundamente que no apercibieron.



El día amaneció mojado, hasta que detuvo la lluvia, nadie se atrevía a salir de las tiendas. Abrio el tiempo y todos levantaron, Bocca prepara una tortillade primera y estaba listo el desayuno. Cocina limpia y luego encendimos la parrilla nuevamente y a las 10:00 hs ya estaban bebiendo y comiendo asado y luego empezamos a jugar al dominó, Bocca y Cowboy se han asociado  y ganaban a todos, cantando juego, gato por liebre, es decir, un montón de robos. Pero lo que importaba era la diversión.
Así fue nuestro día, mucha cerveza, mucha diversión, poco dormir y reverso a la parrilla, los Gauchos asumieron el control en algunos momentos y seguir el día divirtiéndonos. Llegó la noche y empezó a llover un poco, la gente ya más cansada y como el día siguiente saldríamos nada más llegar a Juruti, descansamos un poco y todos fuimos a la cama temprano.
Como no había ninguna tormenta, reforamosr la cubierta con dos lonas gigantes más, puse mi red entre mi coche y el de Matheus y a dormir.


Amplía información: www.tac4x4.com


Sergio Holanda.
Abril 2014.









Copyright © 2007 - KWANG 4X4 - En Internet desde Abril de 2000